web analytics
iPad iPhone Mini guía Trucos

Control parental en el iPhone/iPad: ¿Sabes cómo se usa?

Son muchos los amigos y familiares con hijos de entre dos y seis años los que día a día me preguntan qué pueden hacer con su iPhone o iPad para dejárselos a sus pequeños sin peligro de que les borren aplicaciones, notas, o realicen llamadas o compras sin que ellos se den cuenta.

Control Parental

Apple tiene en todos sus dispositivos lo que es el llamado Control Parental, en el que los padres más preocupados pueden configurar sus dispositivos de tal forma que los niños sólo puedan hacer uso de las aplicaciones que ellos mismos quieran.

Lo primero que tenemos que hacer es activar el control parental, disponible desde el menú de Ajustes/General.

Ajustes - ios

Seguidamente buscamos la pestaña de restricciones y accedemos a ella.

Restricciones - ios

Una vez estemos dentro de restricciones, tendremos que darle a la pestaña que nos indica Activar Restricciones. Ahora tienes que introducir un código de cuatro dígitos para realizar la activación y poder acceder a las opciones para configurar las restricciones.

Activar restricciones - ios

¿Qué es lo que podemos hacer en restricciones?

Las siguientes aplicaciones y opciones puedes ser bloqueadas para que no pueda entrar nadie, así evitaremos sustos de compras inesperadas, desinstalación de aplicaciones, o datos importantes que se han borrado.

  • Safari
  • Cámara (también desactiva FaceTime)
  • FaceTime
  • iTunes Store
  • iBooks Store
  • Instalar apps
  • Eliminar apps
  • Compras integradas
  • Siri
  • AirDrop
  • CarPlay

Pero a su vez puedes limitar el acceso a otro tipo de archivos como:

  • Puntuaciones
  • Música y podcasts
  • Películas
  • Programas de televisión
  • Libros
  • Apps
  • Siri
  • Sitios web
  • También puedes ajustar el tiempo que debe transcurrir antes de que se solicite una contraseña para comprar contenidos.

De tal forma que puedes dejar el iPhone o el iPad lo suficientemente bloqueado y protegido de manos inexpertas como son nuestros pequeños.

Quizás estarás pensando en que cada vez que tu hijo quiera usar el teléfono o el iPad, es muy pesado el tener que hacer esto cada vez. Pero te damos un pequeño truco para que estos ajustes se queden guardados. La mejor manera de hacerlo es gestionando diferentes perfiles para nuestros dispositivos, y lo único que necesitas es elegir el perfil según la persona a la que le vas a dejar el dispositivo iOS.

Los perfiles los puedes crear con la aplicación Apple Configurator que lo tienes disponible para Mac.

Item not available.

Una vez que te instalas Apple Configurator, lo ejecutamos y elegimos la pestaña Preparar>Ajustes para que puedas asignar un nombre al perfil, seleccionar la aplicaciones que quieres que se vean en ese perfil y configurar las diferentes opciones que quieres que se queden guardadas en ese perfil.

Apple Configurator - Perfil

Una vez que hayas finalizado,  sólo tienes que conectar el iPhone o iPad a tu Mac y sincronizarlos. Ahora sólo tenemos que seleccionar el perfil en nuestros dispositivos desde Ajustes > General > Perfiles.

 Apple Configurator Aplicaciones

Si eliminas un perfil, se eliminan también todos los ajustes y cuentas asociados al perfil, lo que incluye cualquier aplicación personalizada que se le haya suministrado o se haya descargado. En algunos casos, necesitarás un código para eliminar perfiles.

EXTRA

Si además, lo que queréis es que los niños no puedan navegar por el dispositivos en si, simplemente usar el juego o app que vosotros queráis, podéis leer nuestro post sobre el “Acceso Guiado“, donde os mostramos qué es y cómo funciona: Acceso Guiado, o como evitar que los niños trasteen en el dispositivo

Esperamos que a partir de ahora ya no te lleves más sustos cuando le dejes tu iPhone o iPad a tu hijos, sobrinos o nietos.

Publicidad

Publicidad

Realidad Virtual: Realmente Virtual

Landfall ya está disponible en la tienda Oculus para Rift

Landfall ya está disponible en la tienda Oculus para Rift

Landfall ya está disponible en Oculus Rift, permitiéndonos jugar tanto en modo para un solo jugador como de forma online con o contra amigos.